Australia no está donde dice Google Maps



Aunque no lo notemos, los continentes se mueven constantemente. Las colisiones y fricciones de las placas tectónicas provocan estos imperceptibles desplazamientos. Los golpes entre la placa India y la Asiática, por ejemplo, levantó lo que hoy conocemos como la cordillera del Himalaya (que cada año es más alto). Hay, a pesar de ello, una placa más rápida que las demás, que forzará a todos los mapas del mundo a volver a colocar todo un país.

Australia se mueve. La placa australiana se desplaza hacia el norte y el este a una velocidad de cerca de 7 centímetros al año, tal y como revista un estudio publicado en la revista Phys.org. En total, este país se ha movido en 22 años un total de 1,5 metros.

Las coordenadas exactas de Australia son cambiantes a cada año que pase. Y es que la agenci de geociencia australiana tiene un serio dolor de cabeza. Comenta que por culpa de los movimientos en sus placas tectónicas se deberá ajudar los sistemas GPS de los coches así como cualquier dispositivo que use mapas, para evitar problemas mayores: “Tenemos que ajustar nuestras líneas de latitud y longitud, de modo que los sistemas de satélite de la navegación que usamos sobre nuestros smartphones a día de hoy puedan alinearse con toda la información de mapa digital.”

Existen en la Tierra ocho placas principales que se mueven sobre el manto a una velocidad media de 15 cm. al año. El proceso implica que, en ciertos puntos, las placas son arrastradas hacia el manto mientras que en otros son empujadas por él, en un movimiento cíclico que se ha bautizado como “La cinta transportadora”.

Tras el pronunciamiento, el humor se ha hecho eco las redes sociales y desde la agencia estatal quieren desmentir, con tono jocoso, algunos comentarios. “Hay algunos tuits que preguntan “¿significa esto que la piscina de mis vecinos será mía ahora? Pues claro que no”, bromea Dan Jaksa, Datum Manager en la Agencia Estatal de Geología de Australia.