10 expresiones coloquiales en inglés y en slang australiano



En todas las lenguas encontramos expresiones coloquiales utilizadas en la calle a diario que no están sujetas a las reglas lingüísticas habituales del idioma.

A continuación os enseñamos algunas de las frases más populares en inglés standard y en slang australiano.

De esta manera, si un australiano os dice “put a sock in it” no pensaréis en coger un calcetín y… ¡Callaréis!


En inglés general:

1. ‘It’s raining cats and dogs’ traducida literalmente sería ‘Llueven gatos y perros’ pero su significado es ‘Llueve a cántaros’.

2. ‘It’s my treat o It’s on me’ son dos expresiones que se utilizan en una misma situación y que significan lo mismo: ‘Invito yo’.

3. ‘It’s not a big deal o It’s not that of a big deal’ se utilizan cuando quieres expresar que algo ‘No es para tanto’, es decir, que no es un problema grave.

4. ‘Long story short…’ es una frase un poco confusa al contener tanto ‘long’ como ‘short’. Se traduce al español con una simple palabra: ‘Resumiendo…’.

5. ‘To give somebody a lift’ es una expresión que oirás mucho si viajas a países de habla inglesa y no tienes vehículo propio. No cometas el error de buscar su significado en el Google Traductor: ‘Dar un ascensor a alguien’. Su significado correcto es ‘Llevar a alguien’ (en coche, en moto, etc.)

 

En slang australiano:

6. ‘Taking a sickie’ es una expresión que se utiliza para decir que uno está ‘enfermo’ – cuando no lo está -y no va al trabajo. Es decir, significa mentir para cogerte un día de fiesta.

7. ‘Don’t get your knickers in a knot’ es una frase muy larga que se traduce como ‘No hagas un nudo en tus bragas’ y se utiliza para decir algo muy simple en español ‘No te enfades’.

8. ‘Put a sock in it’ se traduce literalmente como ‘ponte un calcetín en ella’ (refiriéndose a la boca), pero se refiere a ‘Cállate’.

9. ‘One for the road’ es una expresión que utilizan los ‘aussies’ cuando se quieren tomar ‘el último trago antes de irse a casa’.

10. ‘I’m gonna go see a man about a dog’ es una frase coloquial utilizada cuando alguien va a hacer alguna mala actuación, a beber mucho o a tener relaciones sexuales…